CARMEN, UNA COMUNIÓN ESPECIAL